Las intensas lluvias que cayeron en San Vicente han tenido como consecuencia daños en la red viaria. Cabe destacar los daños en el paso inferior de acceso al barrio del Tubo desde la ronda Oeste, que estuvo cortado durante el episodio de lluvia debido a la acumulación de material del talud que la lluvia arrastró hasta la calzada. Así como, otros arrastres en la  rotonda de la carretera Agost con calle Espronceda, la carretera Castalla, algunas calles sin asfaltar en la Urbanización Villamontes, entre otros más. Además, en la calle Ancha de Castelar entre calle Pintor Sorolla y calle Joaquín Blume, se han producido desprendimientos en el asfaltado.

Respecto a los caminos, los más afectados han sido aquellos que no están asfaltados,  que presentan arrastres y cárcavas. Además, se produjo el hundimiento del tramo del camino junto a la rambla de Rambuchar en Ptda. Boqueres polígono “E”.

El barrio Los Girasoles, calificado como zona inundable, fue uno de los más afectados. Sus vecinos vivieron momentos difíciles ya que sufrieron inundaciones dentro de sus propiedades. En algunas calles, como la calle Cedro, el agua alcanzó los 80 centímetros de altura. De hecho, el empuje del agua llegó a derrumbar las vallas de algunas viviendas ubicadas en esta calle. Sin embargo, cabe señalar que el funcionamiento de las captaciones pluviales fue básicamente satisfactorio, debido al gran caudal captado, aunque el arrastre de gran cantidad de residuos obturó los captadores parcialmente o completamente, como el situado en la calle Acacias con calle Yerbabuena.

La concejala de Infraestructuras, Mariló Jordá, ha visitado las zonas afectadas con personal de su concejalía y ha informado que los funcionarios de su concejalía están redactando un proyecto para ampliar la superficie de captación de pluviales para evitar inundaciones en esta urbanización.

Asimismo, en todo el municipio numerosas instalaciones de saneamiento entraron en carga lo que provocó levantamiento de tapas de arquetas, salida de aguas residuales en puntos bajos de instalaciones particulares, acumulaciones de sólidos en ramales por el empuje de las instalaciones principales, como en el  tramo de Avenida Libertad hacia plaza de la Santa Faz o en la acometida del saneamiento del CEIP Azorín, que ya están solucionados.