Sant Vicent: deuda cero

/, Portada/Sant Vicent: deuda cero

Sant Vicent: deuda cero

En el Pleno celebrado el último miércoles del pasado mes de abril se aprobó, con los votos en contra del PP, liquidar la deuda pendiente con los bancos, tras devolver casi 13 millones de euros en los últimos 4 años.

Cuando un ayuntamiento no puede disponer de la totalidad del remanente por las restricciones de la llamada “Ley Montoro”, este debe buscar soluciones para que los ingresos reviertan en mejoras para la ciudadanía, evitando que la deuda condicione los presupuestos año tras año. En un ayuntamiento sin deuda se está “más sosegado”, se pueden incrementar las partidas destinadas al gasto social y otros programas con lo que antes se gastaba en hacer frente a la carga financiera. En definitiva, se trata de gestionar lo público como gestionas tu propia casa.

Zamora, Madrid, Valencia…, ayuntamientos cuya acción de gobierno es plural, han optado por eliminar o reducir la deuda ante el hándicap que esta supone a la hora de ejecutar sus presupuestos, cuando se les castiga con la injusta “Ley Montoro”, Ley que esperemos sea modificada, lo antes posible, por el nuevo Gobierno. Mucho tendríamos que decir de dicha “Ley”, pero una cosa queda clara: su aplicación por igual a todos los ayuntamientos, sin tener en cuenta la situación económica de cada uno de ellos, es un atentado contra la dignidad de los mismos.

Han bastado tan sólo tres años desde las últimas elecciones municipales para que los ayuntamientos denominados del cambio hayamos demostrado que hay otra forma de gestionar las entidades locales.  Liberarnos de la carga financiera nos hace más independientes a la hora de poder ejecutar nuestro presupuesto; además, respecto a los bancos, que dicho sea de paso solo dan dinero a quien demuestra no necesitarlo, se les acabó el negocio con nuestro Ayuntamiento: dejarán de percibir más de 160.000 euros en intereses como consecuencia de amortizar la deuda.

Con una buena gestión económica se puede amortizar deuda y dejar de pagar intereses, todo ello sin subir los impuestos, sin recortar los servicios básicos que se prestan a la ciudadanía, aumentando significativamente las inversiones en el municipio y rescatando a las personas al incrementar las partidas destinadas a gasto social. Y esto es exactamente lo que hemos hecho en Sant Vicent del Raspeig.

Eliminado el endeudamiento con los bancos, podemos decir que las previsiones para los próximos 3 años son muy buenas. Durante los años 2019, 2020 y 2021 Sant Vicent del Raspeig podrá destinar más de 20 millones de euros de recursos propios para inversiones y mejora de nuestros servicios, congelando los impuestos para dicho periodo.

Vamos a seguir trabajando para mejorar nuestras infraestructuras y nuestros servicios, para realizar pequeñas reformas necesarias, para mejorar nuestras dotaciones culturales y deportivas, nuestros parques y jardines…, en definitiva, mejorar nuestro pueblo huyendo de las obras faraónicas, la mayoría de ellas insostenibles en el tiempo.

A los enemigos de los ayuntamientos del cambio y a los escépticos les duele que se estén ideando nuevas formas de gestionar la política municipal. Como ejemplo, un botón: la reducción de la deuda, mal que les pese, es perfectamente compatible, como se ha demostrado, con el aumento del 59% en inversiones y del 24% en gasto social, si comparamos ambas con lo ejecutado en el año 2015. Además de otros aumentos producidos en otras políticas de gasto de competencia municipal.

Alberto Beviá Orts

Coordinador de EU Sant Vicent y

concejal del GM GUANYAR.

By |2018-06-15T12:33:11+00:00juny 15th, 2018|General, Portada|0 Comments